ANITA LA HIJA DEL VERDUGO

>> martes, 27 de enero de 2009


 -COMPLETA-
Status: 01/01
Tamaño: 46,5Mb
Idioma: Español
Guion: Gabriel Bobillo
Dibujo: Juan Bobillo, Marcelo Sosa


Don Petrarca Petrone, quien tiempo atrás fuera el más temido de los verdugos, es ahora juzgado por haberse comido una a una, todas esas cabezas mutantes que cortó, desobedeciendo así ciertas leyes del infierno. Los duendes del purgatorio que siguen el caso, demandan al único familiar responsable: Anita, su hermosa hija adolescente. Ahora, ella debe saldar la deuda decapitando una cantidad de mutantes cuyas cabezas sumadas alcancen el peso de su obeso padre, quien descansa en el purgatorio sentado en una balanza.


EL DATO: Anita La hija del verdugo es una historieta Argentina escrita y dibujada porJuan Bobillo, Marcelo Sosa y Gabriel Bobillo que se serializó años atrás en la revista Ultra (una revista de antología de comics Argentinos), Al cancelarse esta revista Anita quedo con su capitulo final colgado he inconcluso. Ahora este tomo contiene los 4 episodios aparecidos en Ultra más el inédito quinto capítulo que concluye la historia. A modo de extras, se incluyen también diseños de producción, ilustraciones y el capítulo piloto de 3 páginas realizado para Lazer #15.

La era Lazer

Lazer es (se seguirá publicando?) Una revista Argentina de información principalmente sobre manga y Anime, que antes de que Internet se instaure como algo normal (10 años atrás nomás) facilito información a los fanáticos y creo prácticamente la masibidad de la industria desde cero (recuerden que no había Internet y las series de Anime se conseguían solo verse por TV o copias piratas de VHS –Sigh que tiempos aquellos-)
Su editor Leandro Oberto (ex-vendedor de comics) amado por algunos y odiado por otros (se gano el apodo de Leandro mamerto) tiene como cualidad ser gran conocedor de la materia Manga y Anime y poseer un gran ego que lo llevo a fundar con sus socios la editorial Ivrea, editorial que hoy por hoy publica varios comics y Mangas tanto japoneses como chinos.
La revista Ultra fue uno de sus primeros emprendimientos y publicaba 3 historias continuadas por numero de autoría íntegramente Argentina, Anita la hija del verdugo, 4 segundos y Convergencia (comic que fuere varias veces relanzado quedando al día de hoy inconcluso, guionizado por el propio Oberto). Esta publicación nunca llego al número 5, pese a que tenía buenas ventas.


Entrevista a Juan Bobillo
Extraida de http://laduendes.blogspot.com.ar 

Juan, ¿a qué edad empezaste a dibujar? ¿Qué recuerdos tenés de esa etapa?Dibujo desde que tengo memoria. El dibujo es una actividad que se
nos cruza ya de muy chicos. Prendió en mi y le sigo dando hasta hoy.

¿Leías historietas de chico? ¿Los trabajos de qué artistas te gustaban?
No tenía el hábito de comprar historietas. Quiero decir, no seguía
ningún titulo en particular. Pero si caían en mis manos, las leía. Me
llamaban los dibujos, claro. De chico leía Mafalda, Tintín, Asterix,
Snoopy, Pepe Sánchez. Después, ya más grandecito me llegó la Fierro a
través de mi hermano mayor y se me rompió la cabeza. Por ese canal me
entraron Moebius, Manara, Trillo, Fontanarrosa, Enrique Breccia,
Risso, Barreiro, Serpieri, Bernet, Giménez....muchos autores, de ahí
adelante fui siguiendo sus obras. Lo de Frank Miller me pegó mucho en
su momento. También me empezaron a gustar mucho las ilustraciones.
Chichoni, Nine, Olivetti, Noe, sus trabajos me volvían loco. Frazetta
y Rocwell eran otros dos ilustradores que admiraba de pibe (y no
tanto). Pero la verdad es que me voy dando cuenta de cuanto me
influenciaron unos y otros a medida que pasa el tiempo. Quizás alguno
que no esta en esta lista me haya influenciado mucho y todavía no lo
se. 
¿En qué momento sentiste que querías y podrías llegar a vivir de tu arte? ¿Fue por algún hecho puntual?
Dibujaba mucho (mi hermano mayor y yo nos poníamos a dibujar
seguido), entonces le ponía ganas, lo hacia bien. Y en el colegio, sí
había que hacer alguna cosa relacionada con el dibujo, la hacia yo.
Por esto podría decir que siempre me sentí dibujante. Pero claro,
vengo de una familia sin artistas ni nada parecido entonces no se me
ocurría que el dibujo podía ser una profesión a considerar. Para mí,
ser dibujante equivalía a ser linyera o algo así.
Pero un día como que me puse las pilas, ME DESPERTE. Lo extraño es
que lo recuerdo muy bien. Estaba todavía en el secundario, me había
peleado con mi novia y de pronto me agarro un arrebato de
caradurismo: empecé a sacar fotocopias a mis dibujos y a mostrarlos
por cualquier lado. ME ARME UNA CARPETA CON MIS DIBUJOS. Como a
jugarla en serio. Por ejemplo, recuerdo que un amigo conocía a un
tipo que vendía posters y yo fui y le mostraba mi carpeta. El tipo
solo compraba los posters no se donde y los vendía, no había visto
jamás a un dibujante ni le interesaba. Pero yo iba igual y le rompía
las bolas. Me dijo que estaba vendiendo posters de los Tiny Toons
entonces yo le llevaba un dibujote de los Tiny Toons... Hacia cosas
así. Me prendía en cualquier cosa que me hiciera dibujar. Me anote en
concursos y los perdí todos. Nunca pasaba nada, pero solo con moverme
ya me iba sintiendo profesional, trabajador.
Me desperté y empecé a comprometerme con esta maravillosa actividad.
Me lo tome en serio. Yeah.

¿Tuviste algún buen docente, profesor o maestro que te haya incentivado en tu camino como estudiante?
Sí. En ese sentido soy un tipo con mucha suerte. Siempre estuve
rodeado de incentivos. Mis viejos me mandaban a dibujo con Beatriz
Gambert, y después con Elizabeth Manzan. Dos tipas bárbaras. Pero yo
era muy chico... estaba en otra.
Pero todo cambio cuando conocí a Ariel Olivetti. Ese tipo a mí me
cambio la vida. Terminado mi secundario, cursando en la UBA Diseño
Grafico (para papi y mami) y con esas pilas de las que te hablaba se
me cruza el curso de Olivetti en el camino. Voy y listo, LA EMPIEZO A
VER. Ariel es un fenómeno. Es de esos tipos que te aviva, que te
hacen despertar, justamente. Mas que técnica o lo que se dice dibujo,
en sus cursos aprendí a generar un camino para ser dibujante. Vi un
modo de vida a través del dibujo que nunca hubiese imaginado. El
chabón es un genio, si se lo cruzan, este atentos.
Otro profe que me partió la cabeza es Zechin, que enseña Tecnología
en la UBA. No tuve ninguna relación mas allá de ser su alumno, pero
verlo enseñar para mí fue una revolución.

Juan, hiciste de todo, ¿cuáles son los trabajos que recordás con más cariño? ¿Por qué?
Recuerdo a Anita con mucho cariño, claro. Fue un momento mágico
para todos los que la hicimos. Ahí nos salió algo rarísimo. Mucho
pulmón, muchas ganas, muchas puteadas, mucho mucho trabajo. Chocolate
con Fritas es otro de mis favoritos, ahí me salió un trabajo muy
natural en mi que pocas veces hago. Tendría que repetir la
experiencia de ambos proyectos. Quiero.

¿Nos contás un poco de la experiencia grupal en “Anita, la hija del verdugo”?Un hermoso quilombo.

¿Cómo nació tu escuela “Sótano blanco”?El Sótano Blanco es otro hermoso quilombo. Con Sosa compartíamos
estudio, dábamos clases juntos y con Brito siempre nos unía algún
proyecto a algún espacio donde dar clases. Luego se suma Sanabria al
quilombo. En pocas palabras, uno va a procurar conectarse con gente
con metas parecidas y le da para adelante. Compartir un espacio es un
excelente compromiso para asociar dibujantes, para sumar fuerzas. Les
recomiendo a todos que empiecen a imaginar y proyectar un lugar de
trabajo y a sus compañeros o compañeras... abarata los costos del
alquiler y es más llevadero.
Bien, hoy contamos con muchos docentes, se han multiplicado las
materias, y por ahí circula muchísimos alumnos, personajes, gente
interesante, pelotudos, hay de todo. Se producen cosas, dibujos. Crece.

A tus clases le ponés todas las pilas, ¿Qué significa para vos ser docente?
Tener la voluntad de que el alumno aprenda.

¿Tenés una rutina o metodología a la hora de trabajar en tus historietas? ¿ Y en ilustración?No. Trato desesperadamente de encontrar un orden de trabajo y no
lo logro. Los métodos me cambian tan seguido que ya no se los puede
llamar métodos. No me gusta el orden del reloj o el calendario, pero
es necesario para trabajar. Así que me tengo que poner las pilas.

¿En qué crees que tienen que hacerse fuertes los pibes que están empezando a transitar el camino de esta profesión, Juan?Tienen que hacerse fuerte en voluntad, como en todo. No tanto
porque el mundo sea bravo para los dibujantes, que lo puede ser, sino
que es uno quien se deja estar. Nos rendimos a esos laburos de mierda
en locutorios de mierda, cosas que nos hacen infelices, y no
invertimos en nosotros... eso es lo que verdaderamente atenta contra
nuestro camino. Hay que estudiar y dibujar para siempre. Procurar ser
buen alumno, dibujar mucho.
Sentir, Pensar, Hacer. Hay que trabajar en estos tres campos, sobre
todo en este último. HACER, HACER Y HACER.
Después todo se ira acomodando.
Considerar el sentir, el pensar y el hacer como un modo de vida. Por
más ridículo que suene, eso es trabajar.

¿En qué estás trabajando actualmente?
Estoy haciendo una historia con el mismo grupo de Anita. Gabriel
Bobillo la escribió, Yo la dibujare, Sosa entintara y Néstor Pereyra
coloreará. Veremos como sale.

¿Imaginás un cambio en nuestro mercado editorial, con respecto a la historieta?
Al mercado editorial lo estamos haciendo nosotros. Soy de los
que cree que nuestra decadencia editorial empieza con los artistas.
Si nosotros, como dibujantes, cambiamos... este mercado es una
fiesta. Ya vez, tengo mucha imaginación.



Descarga

DD-Aquí

Descargas+Info...

Etiquetas

  © Blogger template Snowy Winter by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP