GRANDES COLECCIONES DEL AYER: Pocket de ases

>> martes, 10 de enero de 2012

-COMPLETA-
Status: 39/39
Tamaño: 3.92 Gb
Idioma: español
Guión: Stan Lee, Bill Mantlo, Chris Claremont, Len Wein, Marv Wolfman, Lee Falk
Dibujo: Steve Ditko, Sal Buscema, Sy Barry, Neal Adams, Jack Kirby, John Byrne Escaneos:[CRG]
Links: www.pandopuntokualda.com

Vive las mejores aventuras de Hulk, Superman, Los 4 fantásticos, El fantasma, Batman, el príncipe valiente, Dazzler , Flash Gordon, Mandrake, los campeones, spiderman y Conan a trabes de una de las publicaciones mas recordadas de Comics Bruguera a principio de los años ochentas.


EL DATO: Hoy hacemos el primer homenaje a las editoriales que de una forma u otra nos han marcado en nuestra infamia comiquera, con ediciones inolvidables que nos introdujeron en esta pasión por los comics.
Editorial Bruguera fue una si no la más importante editorial que publicaba historietas en la madre patria que tras la desaparición de la editorial Vértice (que publicaba comics Marvel/DC) a principios de los 80 comenzó a editar cómics de Marvel y DC, recoloreándolos para ajustarse a las limitaciones de las imprentas propiedad de la editorial. Estas ediciones han sido criticadas con frecuencia por ser caóticas, ya que las series no seguían el orden de publicación original, además decir que las ediciones publicadas por Brugera les faltaban páginas en ocasiones, pero pese a todo esto se mantienen fuerte en el recuerdo de los aficionados y crean o no publicaron material que jamás volvió a verse impreso en español.
Para rendirle homenaje hoy le traemos la colección Pocket de ases, un verdadero potpurrí de personajes con Los 4 fantásticos, Batman, Superman, el fantasma, mandrake, flash gordon, el príncipe valiente, Hulk, spiderman, Conan, Dazzler y los defensores.
Como ven esta colección no hacia racia a ninguna editorial y nos presentaba arcos, etapas o simplemente historias sueltas sin ningún orden aparente (en el caso de Batman por ejemplo) tenia sus falencias de re-coloreado mandándose algún q otro error y los textos por maquina de escribir (a lo Novaro) acortaban los diálogos reescribiendo parte de los mismos.
Aun pese a todo eso esta colección trae grandes recuerdos a los aficionados que alguna vez han tenido estas ediciones en sus manos.

 Una colección que mas de uno leyó de niño

Aventuras para todos
Por Ted Kord
Por más que suene como un cliché kirchnerista, estos comics engloban bastantes aventuras importantes de los personajes, en el caso de Hulk o como le llaman “la masa” vemos el nacimiento del Doc samson y la primera aparición de wolverine contra Wendigo, en spiderman los veremos hace tean up con el hombre lobo y frankestein al igual que muchos personajes del universo marvel.
La serie tiene dos entregas dedicadas a Batman, con materiales muy interesantes de una etapa en la que se mezclaban tramas detectivescas con la visión más noir del caballero nocturno que llegaría a su apogeo en los ochenta.
Los números dedicados a superman contienen historias autos conclusivas y una corta dedicada a Man-Bat, volviendo a Marvel con los 4 fantásticos veríamos los primeros episodios de Lee/Kirby mas otro tomo dedicado a los Defensores y tomos unitarios de Dazzler y El Hombre Enmascarado (The Phantom) que aparecería junto a otros clásicos como Flash Gordon, Mandrake y El príncipe valiente.
Como ven con semejante material esta serie se transformo de “culto” en poco tiempo, aunque hoy podemos notar todas las pifias de su publicación, estos tomitos de mas de 160 paginas fueron el inicio de una pasión para muchos lectores que las compraron allá por los años 1980 /1985.

Editorial Bruguera y el Cómic Español
Juan Bruguera Teixidó fundó en 1910 la editorial El Gato Negro, que se especializó en folletines, libros de chistes y sobre todo revistas de historietas Siguiendo el ejemplo de TBO, aparecida sólo cuatro años antes, en 1917, Bruguera creó en junio de 1921 el semanario Pulgarcito, revista subtitulada "Periódico infantil de cuentos, historietas, aventuras y entretenimientos", cuyo gran éxito hizo prosperar la editorial. El Gato Negro lanzó otros veinte tebeos más y también se hizo cargo de "Charlot" en 1928, incorporando en muchos de ellos cómics ingleses, en especial de "Film Fun". Por parte española y tanto en las historietas como en la ilustraciones de los folletines, destacaron autores como Donaz, Arturo Moreno, Niel, Robert, Urda o Vinaixa.
En 1933 murió Juan Bruguera, siendo sus propios hijos, Pantaleón y Francisco Bruguera Grane, quienes lo sucedieron decidieron cambiar el nombre a la empresa y darle el apellido familiar en 1939.
Desde 1947, una vez superadas las dificultades de la posguerra, el semanario Pulgarcito se publicó regularmente y la editorial aumentó sus beneficios editando otros tebeos como El Campeón (1948), Super Pulgarcito (1949), Magos de la Risa (1949) y El DDT (1951); colecciones de novelas de consumo popular (en las que editó a autores paradigmáticos de la novela rosa como Corín Tellado o de la novela del oeste como Marcial Lafuente Estefanía); Bolsilibros dónde destacaron Silver Kane, Curtis Garland, A. Thorkent y otros, y cuadernillos de historietas de aventuras como El Cachorro o El Capitán Trueno.
Superó también la secesión de Tío Vivo (1957), lanzando en 1958 Can Can (1958) y en 1959, "Ven y Ven", "Suplemento de Historietas de El DDT" y "El Campeón. La revista del optimismo", además de renovar la ya existente "Selecciones de Humor de El DDT".3 Al mismo tiempo, editaba su primer tebeo femenino de éxito, "Sissi",4 al que seguirían "Blanca" (1960) y "Mundo Juvenil" (1963).
Para entonces, Bruguera era una de las editoriales de tebeos más importantes de España, junto a Cliper, Hispano Americana y Toray. Con el tiempo, la empresa familiar se transformó además en una auténtica multinacional de la edición, implantándose en varios países de Hispanoamérica.
Desde mediados de los años 60, lanzó nuevas revistas como Din Dan (1965), Bravo (1968) y Gran Pulgarcito (1969), en las que ya es patente la influencia de la televisión e incorpora series francobelgas como Astérix el Galo o Blueberry. Triunfó siempre sobre la competencia, representada por revistas de breve vida como Gaceta Junior (1968), Strong (1969) o Trinca (1970).
Ya en los 70, multiplicó enormemente su producción de tebeos, aprovechando en muchas ocasiones el tirón de sus personajes estrella y entremezclando las historietas actuales con las antiguas y a mediados de los 70, Bruguera intentó implantar los cómics de acción de estética realista, también británicos y estadounidenses en revistas como Hora T (1975), Súper Aventuras Bruguera (1978), Súper Ases Bruguera (1978) y ¡Zas! (1979), los comic books de Colección Comics Bruguera (1977) y los álbumes de Colección Álbumes Bruguera (1978).
Los autores cómicos de Bruguera lograron configurar un estilo fácilmente reconocible, a medio camino entre el entretenimiento infantil y el costumbrismo satírico. Era habitual que, al entrar en la editorial, se fogueasen con las páginas de chistes, también muy demandadas por el público, antes de que se les permitiera desarrollar su propios personajes.2 En los años 50 había incluso chistes escenificados como "Siempre se exagera" o "Primero dijo..." de Jorge y personajes de una, dos y hasta tres tiras.3 El resto de historietas tenían una extensión de una o dos páginas y eran poco más que el desarrollo de un chiste sencillo. Con el paso del tiempo, fueron enriqueciéndose los argumentos y se escribieron historietas de mayor extensión.
La estructura narrativa de estos cómics humorísticos seguía siempre una misma pauta: al comenzar, se presentaba un deseo del protagonista, que terminaba indefectiblemente frustrándose. El final era casi siempre desgraciado para el protagonista, lo que a menudo se reflejaba gráficamente con un golpe, unas veces físico (persecución, golpe, caída), y otras psíquico (estupefacción, sorpresa, decepción). Eran historietas autoconclusivas, en las que la última viñeta, que contenía el desenlace, era la más trabajada desde el punto de vista gráfico. Se repetían unas mismas escenas tipo, y se utilizaba lenguaje mojigato y paródico, con expresiones recurrentes y poco verosímiles (interjecciones como "corcho", "córcholis", "cáspita", "zambomba", "zapateta", etc.)
Los decorados eran fundamentalmente urbanos, con fondos apenas esbozados, minimalistas y esquemáticos. El grafismo de las historietas se centraba sobre todo en las expresiones de los personajes, y se empleaban abundantemente las onomatopeyas y símbolos cinéticos. Como consecuencia de la producción a gran escala de historietas, a partir de los años 1960, los bocadillos dejaron de rotularse a mano y pasaron a ser mecanografiados, lo que limitaba su expresividad.

DESCARGA
Pocket de ases
01 al 13
 AQUI

DESCARGA
Pocket de ases
14 al 26
 AQUI

DESCARGA
Pocket de ases
27 al 39
 AQUI
 

Descargas+Info...

Etiquetas

  © Blogger template Snowy Winter by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP