ANTEOJITO Revista (escaneos)

>> viernes, 29 de marzo de 2013

La revista estudiantil que marco la infancia y la vida de muchos Argentinos, llena de data para ayudarte en el “cole”, historietas,  juegos y personajes entrañables creado por el recientemente fallecido maestro Garcia Ferre.
Revive tu infancia descargando esta genial y extinta revista gracias a los escaneos de Omar-citus e Ywing.

EL DATO: En homenaje a García Ferre el Walt Disney Argentino, aquí les presentamos un informe sobre la revista que fue el caballito de batalla de sus publicaciones, la revista semanal estudiantil llamada “Anteojito” (El nerd argentino por excelencia) junto a su tío Antifaz (¿qué baya a saber por qué llevaba uno puesto o de quien se escondía?) y otros personajes que aparecerían a lo largo de los años como Trapito o cosmic.
Los escaneos de estos comprenden los primeros numeros de 1964 (con el mitico number guán) unos de los ochentas y la etapa de los año 1994-1995, estos son de la colección personal de Ywing junto a Omar-citus que los escanearon para compartirlos con todos ustedes a través del CRG y de su carpeta 4shared  donde encontraran alojados todos (y otros) comics GRACIAS A ELLOS DOS!.



Biografía de Manuel García Ferré
Extraido de:http://www.todohistorietas.com.ar
Manuel García Ferré nació el 8 de octubre de 1929 en Almería, España. En 1947 llegó a Argentina, y la animación era su principal fuente de ingresos, a través de centenares de cortos publicitarios (incluso, el personaje de "Anteojito" junto a su tío "Antifaz", comenzó como una campaña publicitaria más, ya que escalaban el Aconcagua con carpas "Cacique", cocinaban con "Aceite Cocinero" y tomaban mate con yerba "Nobleza Gaucha").
En 1952 García Ferré realizó para el semanario infantil Billiken (de Constancio Vigil), su primer comic: Pi Pío, el cual se desarrollaba en un pueblo llamado Villa Leoncia, y donde aparecerían por primera vez Oaky e Hijitus. García Ferré solía agregar el sufijo "itus" al final de los nombres de los personajes (por ejemplo "Pichichus") como una manera de superar el karma que le provocó los varios años que estudió latín en la escuela. En 1959 decidió crear su propia empresa de publicidad de dibujos animados, desde donde creó cientos de jingles. Creó su propia editorial, y, ya en el año 1964, creó la "Revista Anteojito". También hizo una enciclopedia para niños y jóvenes (El Libro Gordo de Petete), y lanzó otras revistas ("Muy Interesante" y "Ser Padres Hoy").
García Ferré realizó, debido al éxito de sus personajes, episodios semanales televisivos de la serie animada "Hijitus" (fue la primera serie de dibujos animados de la Argentina, y se extendió desde el año 1967 hasta 1974). Además, en las décadas de 1970 y de 1980, realizó otros programas de TV con diversos personajes, como ser "Calculín y la familia", "El libro gordo de Petete" y "El club de Anteojito y Antifaz". Efectuó, además, una serie de largometrajes cinematográficos: "Mil Intentos y un Invento" (1972, reestrenada en 2001 con nueva banda sonora y nuevo título: "Anteojito y Antifaz: Mil Intentos y un Invento"), "Las aventuras de Hijitus" (1973), "Petete y Trapito" (1975), "Ico, el caballito valiente" (1981), "Manuelita la tortuga" (1999, reestrenada en 2005, basado en el personaje de María Elena Walsh), "Corazón, las alegrías de Pantriste" (2000) y "Soledad y Larguirucho" (2012). Falleció el día 28 de marzo de 2013, en Buenos Aires.


La revista Anteojito
Extraido de:http://www.todohistorietas.com.ar
La "Revista Anteojito" se extendió a lo largo de 37 años de publicación ininterrumpida, con 1925 números aparecidos desde el 8 de octubre de 1964 hasta el 9 de enero de 2002. En sus páginas se trató de enseñar y entretener por igual. Llegó a vender 300 mil ejemplares semanales, y fue considerada un clásico por los chicos y jóvenes argentinos de varias generaciones. Se destacaron diversos personajes, como Calculín, Hijitus, Larguirucho, Oaky, Petete, Pi Pío, Cachavacha, y el propio Anteojito (puede ver una amplia galería de personajes haciendo click aquí). Por otra parte, había secciones como "Juguemos con Anteojito", "Preguntando se aprende", "El Jardín de Anteojito", "Calendario", "¿Saben Anteojitos...?", "Aprendamos Jugando", "Comiditas" (de Blanca Cotta), "Lectura Comprensiva", etc. A su vez, además de los personajes propios de García Ferré, la revista Anteojito presentó una gran cantidad de personajes e historietas de la más variada índole. Había algunas destinadas a niños pequeños, otras para público juvenil, e incluso había ciertas tiras que apuntaban a las jovencitas. En su época de esplendor (años '70 y principios de los '80) tenía una plantilla exclusiva de personajes reeditados, como ser Pelopincho y Cachirula (de Fola), La Vaca Aurora (de Mirco), y Don Fulgencio (de Lino Palacio). En sus últimos años presentó en sus cómics clásicos (como Príncipe Valiente, de Harold Foster), e incluso sacó suplementos especiales con personajes de Marvel (como el Hombre de Hierro).
Además tuvieron su espacio, a lo largo de los años, otros personajes originales: "Don Boyo y Monicoco" (de Vidal Dávila), "La Pícara Sandrita" (izquierda, de Goyo Mazzeo), "Los Bori-Bor" (de Avila), "Los Plumitas" (de Salas), "Solcito" (de Mazzeo), "Los Terribles Ye-Yes" (de Kröpfl), que era una pandilla de niños cuyas travesuras nunca llegaban a ser peligrosas, "Rinkel el Ballenero" (de Tulio Lovato), "Sónoman" (de Oswal), "Coco y Cilindrina" (de Clemente Montag, autor también de "Floripí"), y una larga nómina de comics de aventuras cuyos autores no aparecían acreditados, como ser "Al Rugir de los Motores" (quizá la tira más adulta de la revista), "Cloro y Mínimo" (que eran 2 ratitas que tenían que luchar contra una serpiente hipnotizadora), "Valentina Chiquilina" (una tira para niñas y jovencitas), "Espirú", “Bernard Prince”, “El Libro Encantado” y otros, lo mismo que adaptaciones de clásicos de la literatura universal, como "Simbad el Marino", "Piel de Asno", "Veinte Años Después", etc.
Además de todos estos, la revista Anteojito, fiel a su origen, presentó varios personajes publicitarios, tal vez más que cualquier otra revista. En sus páginas vivieron cortas aventuras el “Pibe Febito” (de las zapatillas Febo), “Superchico Stiko” (de los adhesivos Stiko), las 3 perritas salchichas de “El Misterioso País de Ali-Babandia” (de la firma de embutidos “Tres Cruces”), y varios otros.


Adiós Anteojito
Extraido parcialmente de: www.quintadimension.com
por Darío Lavia

En su momento de mayor éxito García Ferré fue el Walt Disney argentino, salvando distancias y épocas: con su firma salían revistas infantiles, comics, juguetes, alimentos, programas de tv y series de dibujos animados, largometrajes de animación... fue imposible que cientos de miles de niños de varias generaciones no crecieran rodeados de sus personajes.
García Ferré recalcó que "los temas que trató (la revista) buscan salir de la actualidad, el esnobismo o tendencias que sé que al cabo de tres o cuatro años mueren. Generalmente recalcó los valores universales y eternos", dijo en su día García Ferré, quien consideraba que "Anteojito" cumplía una función en los hogares argentinos debido al empobrecimiento de la enseñanza pública.
En sus páginas se trató de enseñar y entretener por igual. Personajes como Calculín, Hijitus, Larguirucho, Oaki, Petete, Pi Pío y muchos más, además de secciones como Juguemos con Anteojito, hicieron las delicias de miles de niños de 5 a 10 años, en tanto que secciones como Preguntando se Aprende, El Jardín de Anteojito, Calendario Anteojito, ¿Saben Anteojitos..., Aprendamos Jugando, Comiditas (de Blanca Cotta), Lectura Comprensiva y otras hicieron aprender a otros tantos. Uno de los primeros personajes que consiguieron enorme popularidad entre los más chicos fue Hijitus. Emitida a partir de 1967, de lunes a sábados, LAS AVENTURAS DE HIJITUS tuvieron un formato de episodios de media hora.
Durante su publicación, Anteojito compitió con éxito frente a la revista que inicialmente cobijó al joven García Ferré: Billiken, de Editorial Atlántida. En los años '80 la aparición de revistas competidoras (por ejemplo, Cosmik) no logró destronar a Anteojito de su liderazgo.

Los comics de Anteojito
Por Ted Kord

Pasando los 30 años, como muchos argentinos sufri desde temprano la dualidad obsesiva e inútil de la barra brava.
¿Boca o River, peronista o radical,Marvel o DC, Kirchnerismo o TN, Anteojito o Billiken?
Siempre haciendo hinchada para uno nunca para los dos, el argentino es entrenado desde corta edad para tirar para un lado y bardear al otro, negándose al ejercicio mental que se llama “reflexionar” .
Como muchos en mi casa se compraba Anteojito, y desde antes de nacer podía encontrar todos las revistas de los años 70s/80s siendo como muchos chicos el primer acercamiento a la lectura y a la historieta.
Recuerdo a, Pelopincho y Cachirula (del uruguayo-inglés Fola), La Vaca Aurora (de Mirco), Don Fulgencio, el Hombre que no Tuvo Infancia (del siempre vigente Lino Palacios). Además tenían su espacio otros personajes originales: La Pícara Sandrita (de Goyo Mazzeo), Los Terribles Ye-Yes, Rinkel el Ballenero, Aventuras de Pi Pío y Anteojito y Antifaz todas de corte humorístico, pero había otras mas con onda aventura o adolescente como Valentina Chiquilina, Arlequín (de Alcatena), Sonoman (de Oswald) y Ekaton,el pueblo perdido del espacio (Franz W. Guzmán).
Todas historietas de una sola pagina, entre manualidades, datos históricos o prácticos con los contenidos para el cole (escuela).
Pero hay otros comics que pasaron la página como El Príncipe Valiente de Harold Foster y por un tiempo limitado pudimos disfrutar de Comics Marvels de los 60/70 publicados sin portada dentro de la revista como suplemento.
Los que recuerdo (que tenia) eran Ironman, Hulk y Star Wars, seguramente me falta uno (seria uno por mes?) pero la verdad es q o me acuerdo.
Anteojito no se actualizo como Billiken (q tenia mejor onda) a los chicos y los tiempos que corrían, como Patoruzito era un eterno refrito de contenidos e historietas, eso llevo a las pocas ventas y finalmente su cancelación.
Aunque hoy es solo un recuerdo, hay generaciones enteras que recuerdan divertise con sus páginas, en épocas donde, Internet, los videos juegos y los muchos canales televisivos eran algo de ciencia ficción.



Entrevista a Garcia Ferre
Extraido de: http://www.lagaceta.com.ar


-¿Cómo fue su infancia en la España de los años 30?

-Fue muy dura la Guerra Civil española; mis primeros años fueron difíciles por diferentes circunstancias. Tenía mucho miedo por una España convulsionada. Por haber vivido períodos muy difíciles, el ser humano tiene que luchar para salir adelante y ver la parte positiva de la vida. Le cuento una anécdota: en esa época en España no había juguetes; entonces yo me hacía mis propios juguetes. Una habilidad surgida de la necesidad de jugar. Luego tomé conciencia de que los grandes medios de comunicación deben formar al niño y darle imaginación, fantasía y ser coherentes en su formación. Se debe tener en cuenta el "Sermón de la Montaña": no quieras para los demás lo que no quieres para vos. Cada uno de nosotros es un personaje en la vida; hay muchos Neurus, Cachavachas y Larguiruchos.

-¿Cómo y cuándo realizó su primer dibujo?

- Trabajé con Constancio C. Vigil, autor de los libros UPA, Misia Pepa y otros. En el año 1952 surgió Oaky, y luego Anteojito y Antifaz. El director de Canal 9, en el año 1963, me llamó para hacer un cómic y durante 37 años estuvo primero en ventas. Me dio muchas satisfacciones, y de pronto me convertí en empresario. He sido editor y director de cine, pero en el fondo me considero un dibujante. Para mí el arte es uno solo. Cuando veo que Leonardo Da Vinci era dibujante, pintor, arquitecto, pienso que esa multiplicidad era posible porque llevaba consigo el "sentido común". Mi madre siempre me decía "Dedicate medio día a lo que te gusta y la otra mitad a lo que te pide la sociedad".

-Una de las cosas que me llamó la atención es que la mayoría de sus personajes tienen la terminación "us", como Hijitus o Pichichus. ¿Por qué?

-Cuando estudiaba el bachillerato en España, cursaba latín y no me gustaba. Aprendí de memoria las traducciones de Cicerón y dije "un día me voy a vengar". Por eso los bauticé a mis personajes Neurus, Hijitus o Pichichus. Las voces las hacían el locutor de radio Pelusa Suero, un gran colaborador, y Néstor Córdoba.

-Hay una doble lectura social en sus creaciones. ¿Esto es deliberado o espontáneo?

-Creo que debe ser espontáneo porque vivo la realidad en cada lugar del mundo donde estoy. Entonces, posiblemente, en cada situación hay un reflejo de la realidad. Pero siempre pensando en el humor.

-Los niños de la década del 60 o 70 éramos bastante diferentes a los actuales. ¿Cómo ve ese cambio?

- Tienen muchas diferencias. Hoy se le dan al niño diferentes ofertas por televisión e internet; tiene un bombardeo de información y así no es fácil que alcance en el momento adecuado la madurez. Los sentimientos del chico siguen siendo la nobleza, el buen gusto; las virtudes no cambian a través del tiempo. Siempre va a existir la lucha del bien y el mal, Cachavacha contra Hijitus. Hoy en día, el niño tiene más información que el niño de hace 30 años. En mi época no teníamos pelota de fútbol y la armábamos con las manos y la imaginación.

-¿Cuál es el legado que nos deja Manuel García Ferré?

- El sentido común



 Link a la carpeta 4shared con 

las revistas para descargar
 

Descargas+Info...

Etiquetas

  © Blogger template Snowy Winter by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP