>> viernes, 27 de mayo de 2016

Buenas Amigos de Archivo.
Aquí estamos en un nuevo IC! donde hablaremos de la verdadera Crisis del comic de superhéroes actual. No me refiero a esas donde se destruyen universos y los Flashes mueren, tampoco a la crisis económica y financiera del noveno arte, sino a la crisis de ideas de los autores. Pero ¿son estos culpables de la decadencia de un género hoy pensado solo para ser plataforma de propaganda de nuevas películas?, o ¿los guionistas no quieren "regalar" una concepto que les legara millones a una factoría cinematográfica como es Warner, Fox o Disney?.
Bueno que empiece el debate señores...

COMICS MON AMOUR
Para arrancar recordemos antes que la historieta siempre estuvo emparentada con el cine, ya sea económicamente o en su formato el comic fue y será ese hibrido entre la literatura y la imagen en movimiento, no por nada antes de ser filmadas las tomas o angulaciones de cámara son dibujadas especialmente al mejor estilo comic. Esto es el llamado "Storyboard".
También vale recordar que el cine era demasiado “caro” cuando el género de los superhéroes y el formato comic-book fue creado a fines de la década del treinta con Superman, Así que era mucho más barato dibujar a Superman levantando un tanque que ingeniárselas para que un tipo vestido de Superman parezca que levante uno en la gran pantalla.
Esa siempre fue una de las verdaderas capacidades de la historieta, el poder acceder a una imagen casi cinematográfica cuando uno quería, en el momento que uno quería, sin depender del cine o la Tv. En el comic podríamos ver cosas que jamás veríamos en un cine gracias al secreto que esconde el cerrado entre viñetas y la capacidad del dibujante para plasmar las ideas del guionista.
Por eso los géneros del comic están muy emparentados con las modas televisivas o cinematográficas del momento y depende las décadas tenemos demasiados géneros como el Western, la espada y brujería, el romance y la ciencia ficción.
Así se generaba una retroalimentación entre estos emparentadas formas de contar, por un lado el cine y la Tv tomaba ideas “prestadas” de algunas historietas para generar productos televisivos que serían muy difíciles de llevar a cabo sin el cimiento previo del comic y el comic se prendía de lo audiovisual para vender, ya que la TV y las películas eran medios de mayor popularidad.

GANARSE EL PAN
Años antes de que la Comic-Con exista y las películas de superhéroes sean un subgénero cinematográfico en sí mismas, los guionistas de historietas solo dependían de su capacidad de narradores para poder comer o llevar dinero a casa.
Pocos autores realmente llegaron a pensar que esa historia que estaban escribiendo para pagar el alquiler o el colegio a su hijo al pasar los años se convertiría en una obra “de culto” y seria re editada mil veces, adaptada cientos y utilizada como argumento para la Tv o el cine en variadas ocasiones.Hoy se tiene la falencia de endiosar guionistas y dibujantes por ideas que escribieron hace 30 o 40 años en el pasado, cuando generalmente estos comics solo eran una transición entre una aventura y otra. Con un equipo creativo que solo estaban haciendo muy bien su trabajo.
¿Claremont y Byrne realmente pensaron que estaba haciendo historia con la Saga de fénix oscura?, ¿Miller y Moore tomaron dimensión a la hora de tipear sus guiones que estos 30 años después llenarían las arcas de las editoriales que estaban trabajando?.
Yo creo que no, mas allá de su profesionalidad el comic no hace mucho tiempo atrás era un género bastardo, relegado a los chicos y algunos barbudos canosos que no querían dejar de lado a los personajes que leyeron de niños.
Antes el comic de superhéroes era más para entendidos, si bien tenía un mercado y como los cartoons este también servía para vender juguetes, y aun era demasiado impopular como para mantenerse al margen de un comercio tan grosso como es hoy el cine.
Si Claremont, Byrne, Miller y Moore hubieran predicho la popularidad de sus guiones y que no verían un mango más allá de alguna moneda o “reconocimiento” que le dan los estudios cinematográficos o la tele. Hoy no tendríamos ni un profundo Batman o Daredevil, ni el cenit de la historia de los X-Men o una historia tan compleja como Watchmen.

¡SHOW ME THE MONEY!
Todo esto nos lleva al meollo de la cuestión que hoy quiero plantear en este informe…
Por un lado las empresas de comics ya no son solamente eso, hace bastante Warner compro DC comics y Disney compro Marvel, así que ambas compañías tienen productoras cinematográficas, canales de televisión y de dibujos animados para despachurrar personajes de comics por ahí y atrapar a algún incauto que en su puta vida agarro una historieta.
El cine da tanta guita y mueve tantos millones por el mundo que la historieta o la “materia prima” de esta nueva gallina delos huevos de oro ya no pasa tan inadvertida como hace décadas atrás, hoy si sos editor y estás dándole un título de Batman a un autor mínimamente sabes tres cosas.

1-El guionista te va a regalar ideas o una base para posiblemente hacer una película, serie de televisión o video juego por más que le estés garpando el sueldo solo por ese comic que está escribiendo. (o sea el crimen perfecto).

2-El guionista está atado a dictaduras editoriales dependiendo que cosa este estrenándose en cine o la TV. Onda que si se estrena una película con el sombrerero loco como villano, tenes que meter un arco donde Batman se enfrente a este tipo y encima el villano del comic no puede tener mucha discrepancia con el que se va a mostrar en el cine.

3-No alcanza con apretar al guionista para adornar al comic con elementos de “panfleto publicitario” de la película, además el comic recibirá el “agite” mediático por internet y Facebook de forma tal que hará que todos los nerdos opinen y hagan publicidad gratuita de dicha etapa en la colección. Logrando que muchas veces las opiniones de estos alteren el rumbo original de la historia sin haberle dado la oportunidad de desarrollarse totalmente.
Así el escritor que años atrás solo quería ganarse el sueldo escribiendo lo que le gusta, hoy se ve atrapado por decisiones comerciales muy fuertes y a la vez corre el riesgo de no ganar un mango si en el futuro esa historia es llevada a un medio audiovisual.

JUGATE CONMIGO
Acá viene la “Crisis”, actualmente el género de superhéroes en el comic está en debacle, si bien hay arcos argumentales con conceptos originales y bien logrados, en su mayoría DC y Marvel solo están refritando ideas, moviendo personajes de un lado para el otro y publicitando sus películas y series de forma no muy sutil. Además el guionista de comic ya sabe cómo viene la mano y no se calienta mucho a la hora de escribir una buena historia, si después no va a ver el dinero que le corresponde al momento de “adaptar” esta al cine o la Tv. Generalmente eso se ve al momento de sentarse a leer un comic o una etapa de cualquier colección, la “fiaca” del guionista de mostrarnos tímidamente ideas buenas sumado al punto 2 y 3 que nombre anteriormente, nos deja con colecciones “huecas” que solo sirven de transición entre una película y otra o una mega saga que suma colecciones y otra, logrando que los guionistas no se “jueguen” lo suficiente como para hacer una historia interesante que se destaque del resto.
Así tenemos comics con:

¿QUIEN DICE QUE TODO ESTA PERDIDO?
Aunque estamos siempre tomando a Marvel y DC como ejemplo, hay otras empresas que les permiten a los autores tener control creativo de sus series, lamentablemente escapándole a personajes “mainstream” (Lo que sería Spiderman, Batman, Iron Man etc.) autores como Mark Millar, Peter Milligan, Ed Brubaker, John Layman, Greg Rucka  y un gran etc., se avivaron y pusieron manos a la obra a crear series nuevas alejadas de los grilletes creativos y los pochoclos o el “prime time”.
Claro, casi ninguna es de superhéroes pero en estas historietas los guionistas ponen “toda la carne en el asador” generando buenas historias que salvando las diferencias del formato tranquilamente estas podrían compararse con las obras de los álbumes Europeos.
Así el guionista y dibujante generan su propio y posible “proyecto cinematográfico” a la par de un buen comic, ya que las ganancias de estos dos van a su bolsillo.
Esto a largo plazo obligara a “madurar” al género del comic gringo y su público, ya que cansado de leer siempre la misma poronga en las páginas de DC o Marvel se aventurara a seguir al guionista de “Civil War” en otro comic, aunque sea otro género y con personajes completamente desconocidos.

¿MUERTO EL CINE, VIVA EL COMIC?
Volviendo a nuestros queridos y empijamados superhéroes que hoy viven una “Golden Age” en la pantalla grande y chica, la sobresaturación de este género en poco tiempo hará que este no sea tan rentable para los estudios e inevitablemente de tener en un año seis estrenos de películas de superhéroes llegaremos en una cuenta regresiva a cero y de un día para el otro, un diferente “genero” (alguien dijo video juegos?) ocupara su lugar en la máquina de hacer chorizos Hollywoodense.
Hoy parece imposible, pero créanme que solo faltara que la gente se caliente con otra cosa o que unos cuantos estrenos no recauden lo que el estudio planeaba para poner en el freezer a las adaptaciones comiqueras.
Así todo se reiniciaría y los comics volverían a estar “libres” de las patrañas comerciales y especulaciones tanto de las empresas como de los autores, volviendo a hacer historietas de superhéroes para un público que tal vez nunca debió moverse del sillón se su casa y de tener el comic en sus manos.

+INFO...

Etiquetas

- Archivo de Comics - 2008-2016