Mostrando entradas con la etiqueta SLASH MARAUD. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta SLASH MARAUD. Mostrar todas las entradas

SLASH MARAUD

>> miércoles, 1 de julio de 2009

-COMPLETA-
Status: 06/06
Tamaño: 60Mb
Idioma: Español
Guion:Doug Moench
Dibujo:Paul Gulacy
Traduccion y Maquetacion:Capitan Morgan C.G.R

La Tierra ha sido invadida y sometida por una raza de alienígenas que han ido alterando progresivamente el hábitat de nuestro planeta, dándole a la raza humana un plazo de cinco años de existencia asta que la replicación de la atmósfera del planeta de los invasores será total.
Mientras tanto la raza humana es usada como alimento, como diversión y como placer de los aliens, Únicamente Slash Maraud hará frente a la invasión reuniendo un grupo de resistencia.



A este comic lo pidieron en el blog hace mucho, y bueno aquí esta. Un comic con una estética de peli de ciencia ficción ochentosa, onda mad max y starwars mezcladas con películas de John Carpenter, salio publicada por zinco como una miniserie aparte de su universo súper heroico.
En la semana prometo seguir con los titanes y Avengers.






¿Y donde esta jem and the holograms?

Doug Moench, el guionista desconocido
Doug Moench, nacido en 1948 en Chicago (Illinois), fue como la mayoria de los buenos autores, eclipsado por gente como Frank Miller, Alan Moore, Grant Morrison .
De prolífica carrera, Moench siempre ha destacado más en las historias protagonizadas por personajes secundarios o por trágicos monstruos. En este sentido sólo recordar su magnífica etapa al frente de series como
Werewolf by Night (el Hombre Lobo) o el Caballero Luna. También destacó en las revistas en blanco y negro que Marvel lanzó en los 70 como Rampaging Hulk, el Planeta de los cimios, o las series de Artes Marciales, en especial Shang Chi. Así, la ciencia ficción, el terror o el thriller de espías son géneros en los que siempre se ha movido bien, fallando mucho más en el género de los superhéroes. De hecho, su etapa en los Inhumanos está mucho más cerca del género sci fi que del superheroico, el mismo Caballero Luna también se aproxima más al terror que a los superhéroes.
Moench siempre se caracterizo por la profundización psicológica en los personajes y una estupenda descripción de los ambientes en los que se mueven.
Su estilo narrativo es muy literario, con el uso de la primera y de la segunda persona como hilo conductor de sus historias. Los textos de apoyo buscan reflejar los sentimientos y contradicciones de los protagonistas, que aparecen mucho más reales y humanos de lo habitual.
Acá en el archivo pueden encontrar obras como Slash Maraud o Batman: Presa.
(extraido parcialmente de tebeonauta.blogspot.com)

Entrevista a Paul Gulacy originalmente publicada en la revista "Amazing Heroes", y traducida para "Slash Maraud" N° 3; Editorial Zinco; Barcelona; 1990

¿Cuándo comenzaron a interesarte los cómics?

Todo vino porque mi madre trabajaba en una tienda. Mi padre y yo íbamos a recogerla después del trabajo, y yo me entretenía en la sección de las revistas, revolviendo todos los cómics. El único que atraje realmente mi atención por aquel entonces fue el "Sgto. Rock", de Joe Kubert. Pensé que tenían una magia especial. Como no podía obtener todos los números en la tienda, decidí suscribirme. Así es como conseguí muchos de mis cómics. Del "Sgto. Rock" pasé a "Enemy Ace" ("El Barón Rojo"), un personaje que me entusiasmaba de verdad, porque yo estaba muy interesado por la aviación de la I Guerra Mundial. En aquella época, a mediados de los sesenta, se estrenaron las película de James Bond, y yo me quedé fascinado con ellas, y fue entonces cuando em abalancé sobre el "S.H.I.E.L.D." de Jim Steranko. Me dije: así es como todos los cómics deberían ser. Me puse a buscar como loco todas las cosas que había hecho Steranko, tal era el impacto que había tenido en mí.
Después, cuando ya estaba finalizando mis estudios en el instituto, los cómics en los que realmente me fijaba eran los pequeños monigotes que y dibujaba. Empezaba a tener la sensación de que esto podía ser algo que podría querer hacer.

¿Qué vino a continuación?

Me gradué, y tenía que pensar en mi futuro. La única escuela de arte que tenía cerca era el Instituto de Arte de Pittsburgh. Allí tenían un programa en el que los nuevos estudiantes podían enviar sus trabajos para optar a una beca. Les envié una historia a color de seis páginas que yo había escrito y dibujado con un bolígrafo en unas cuartillas. ¡Acabaron concediéndome una beca completa! Lo que los jueces no sabían es que la historia era un plagio, casi viñeta por viñeta, de tres números del Nick Fury de Steranko. Todo lo que hice fue modificar un par de los villanos, y cambiar el nombre del personaje principal.

¿Cómo lo llamaste?

¡Burt Crane, el maestro espía! ¿De qué otra manera podría haberle llamado? (risas)

Muchas escuelas de arte tienen prejuicios contra los cómics. ¿Fue este tu caso?

Bueno, yo tuve suerte. El presidente de la escuela resultó ser un dibujante freelance que había trabajado para MAD Magazine, y me prestó todo su apoyo.

¿Cómo llegaste a introducirte en el negocio de los cómics?

En pocas palabras, había cogido el autobús para Pittsburgh y me senté al lado de una joven. Empezamos a hablar. Me preguntó qué es lo que yo quería hacer en la vida. Yo le dije que quería trabajar dibujando cómics algún día. Ella me dijo "Wow! ¿No es increíble? ¡Mi novio hace eso!". Yo le dije: "¿Quién es tu novio?". Ella replicó: "Val Mayerick". Eso no encendió ninguna lucecita, pues yo no conocía a Mayerick de nada. Le pregunté "¿Dónde vive?" Yo creía que todos los dibujantes vivían en Nueva York. Ella me dijo: "Vive en Youngstown". A la semana siguiente me preparó un encuentro con él. Le hallé en un dojo. Trabajaba allí como instructor de karate, y fue el principio de una gran amistad. La semana después de conocer a Val, él me presentó a Dan Adkins. Yo le mostré a Dan una historia de seis páginas con un personaje nuevo que había creado mientras estaba en la escuela de arte. A él no le pareció demasiado buena, y me sugirió que trabajara en otra historia, de seis a diez páginas, sin diálogos, porque así en Marvel verían cómo era mi técnica de storytelling. Hice la historia, y se la llevé a Adkins. Al poco tiempo, Roy Thomas, que era el editor por aquel entonces, me contrató.

Lo primero tuyo que vio realmente la luz fue una historia de "Morbius, the Living Vampire"...

Sí, pero no fue lo primero que hice. Ellos no publicaban las historias en el mismo orden en que yo las dibujaba. De hecho, creo que hice una historia de Shang Chi en blanco y negro antes de dibujar el episodio a color de "Morbius".

Según he leído, parece que se te ofreció la posibilidad de elegir entre seguir haciendo "Morbius", o pasarte al nuevo cómic de "Master of Kung Fu" a color.

No, no fue así. Creo que Roy Thomas pensó que dibujar "Master of Kung Fu" sería más adecuado para mi estilo. Me sacó de "Morbius", sacó a Starlin de "Master of Kung Fu", y me dio la serie a mí. Creo que eso sucedió en el tercer o cuarto número. No me hubiera importado continuar con "Morbius". No me importaba mientras siguiera trabajando. Me podían haber dado cualquier cosa, y la hubiera aceptado. Aquello era un reto importante para mí.

Las películas de Kung Fu llevaban ya un tiempo circulando. ¿Eras aficionado a este tipo de films?

No, lo único que recuerdo haber visto es una película, una cosa bastante tonta llamada "Los Cinco Dedos de la Muerte", o algo así. Sabía que eran muy populares, pero no era un fan de ellas. Cuando empecé a dibujar el cómic, tuve que documentarme. Tuve que mirar el material dibujado por Starlin. Lo único de Kung Fu que había visto era esa película y la serie televisiva de David Carradine. No fue hasta que leí sobre la muerte de Bruce Lee que empecé a meterme dentro de ello. Al final, acabé viendo la película dieciocho condenadas veces.

Te refieres a "Operación Dragón".

Sí, me convertí en un fan devoto de Bruce Lee. Entonces no habían videos, así que un amigo mío y yo alquilamos la película a un distrubuidor y la fotografiamos fotograma a fotograma. Acabamos con más de 400 fotografías. Era ridículo.

Obviamente, tu primer Shang Chi se parecía al de Starlin, después comenzaría a asemejarse mas a Bruce Lee.

Sí, bueno, había también un poco de David Carradine. Ese es el modo en que Englehart estaba escribiendo al personaje, y así fue como lo cogió Doug Moench cuando pasó a hacerse cargo de los guiones. No me gustaba demasiado aquel enfoque. Después de ver las películas de Bruce Lee, toda esa filosofía a lo Carradine me resultaba bastante cargante. Para entonces, ya estaba preparado para hacer algo nuevo.

Inicialmente, Moench siguió la pauta marcada por Englehart, una pauta con la que no te sentías demasiado satisfecho. ¿Que sucedió entonces?

Doug y yo nos hicimos amigos. Empezamos a lanzar ideas, creando nuevos personajes. Vimos la posibilidad de hacer algo diferente, pero no sabíamos cuál sería la reacción de los lectores. Lo que sucedió entonces fue que las cifras de ventas empezaron a subir, y sabíamos que teníamos algo. En nuestros mejores tiempos, llegamos a convertir a "Master of Kung Fu" en el tercer título más vendido de Marvel, después de "Spider-Man" y "Conan".

Su trabajo en equipo resultó muy fructífero...

Sí, aunque al final ya no estaba entusiasmado con lo que hacía, especialmente en los últimos números de la serie. Sentía que quería dejar de lado los cómics, y eso se notaba en el trabajo. Es lo que normalmente se suele denominar "estar quemado". Cuando llegas a un punto en que al levantarte por la mañana y sentarte delante de la mesa de dibujo sientes ganas de vomitar, es que es hora de dejarlo.
Definitivamente, algo nuevo había llegado a mi vida. Había experimentado con la pintura, y siempre había querido hacer ilustración. Sentí que era el momento de empezar a moverme en esa dirección.

Este podría ser un buen momento para hablar de algo más sobre Steranko, y la influencia que tiene en tu estilo. ¿Qué opinas de las comparaciones?

Steranko tuvo una enorma influencia en mí, pero ningún artista puede pensar por otro. Cuando empecé, la gente me decía: "Sí, esto parece muy cinematográfico, como Steranko". Al final, todo dibujante debe encontrar su propio rumbo, no puedes duplicar el estilo de otro emocionalmente. El paralelismo está ahí porque, hasta cierto punto, los dos pensamos del mismo modo. No creo que mi estilo hubiera sido muy diferente del que tengo, aunque nunca hubiera visto los cómics de Jim. Si mi trabajo es una extensión del suyo, espero que sea en términos de valor de entretenimiento. La ironía es que el propio Steranko dijo que yo estaba haciendo lo que él habría hecho, si hubiera continuado inmerso en el mundo del cómic.

Llegaste a conseguir una gran popularidad cuando dibujabas cómics. Entonces los dejaste. ¿No echaste de menos la adulación de los fans cuando ésta se terminó?

Bueno, en realidad no terminó. Fue entonces cuando el más extraño de los fans irrumpió en mi vida. La cosa fue así: llama a mi puerta, y mi madre le abre. El chico pregunta: "¿Es esta la casa de Paul Gulacy? ¡Oh, tío! Esto es demasiado. El gran "G" vive aquí. ¿Está en casa?" Mi madre sube a mi estudio, y me dice: "Hay alguien que quiere verte". Yo voy a la puerta, y ahí está el chico. Y detrás suyo hay un tipo revolcándose en nuestro césped. Le pregunto al chico: "¿Qué hace ese tipo revolcándose en la hierba?". Él me contesta: "Oh, lleva en la carretera tanto tiempo que echa de menos el olor y la textura de la hierba". Yo le digo: "¡Dile a tu amigo que se quite de ahí!". Él me dice: "Oh, no. ¡H-he venido haciendo autostop con él!". Le pregunté qué era lo que quería. Me dijo que había venido haciendo autostop desde Wisconsin para verme, y que era un gran fan de "Master of Kung Fu". Le invité y tuvimos una amigable charla. Tiempo después, cuando me trasladé a Nueva York, me visitó con muestras de sus dibujos. Yo le preparé una entrevista con Archie Goodwin y Jim Shooter. Ambos lo rechazaron, pero él tenía una determinación tremenda, así que le animé a que perseverara. Actualmente dibuja un cómic para una compañía independiente.

¿Y qué cómic es...?

Nexus.

¡¡¿El chico era Steve Rude?!!

Sí. Ahora, "The Dude" se las arregla bien por sí mismo.

Descarga
Slash Maraud
DD-Aquí

Descargas+Info...

Etiquetas

  © Blogger template Snowy Winter by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP